Cada año, Google nos sorprende con tendencias que debemos seguir para encontrarnos en los primeros puestos de las SERPs. ¿Cuáles son las claves del posicionamiento SEO en 2018? Estas son algunas de las más importantes que debéis tener en cuenta:

 

1. La búsqueda por voz.

En este 2018, la búsqueda por voz en dispositivos móviles se habrá convertido en un aspecto muy importante del posicionamiento SEO. Como habrás podido plantearte, ya no tendremos que regirnos por las keywords que los usuarios introducen en el motor de búsquedas sino que ahora, Google tendrá muy en cuenta las conversaciones que el usuario mantiene con su dispositivo.

Es un hecho que hablar es muy más cómodo que escribir, sobre todo para los usuarios de dispositivos móviles. Este proceso es más rápido y funciona muy bien en aplicaciones como WhatsApp donde si tenemos algo que contar, no nos molestamos en escribirlo ya que podemos explicarlo con una nota de voz.

Este cambio por parte de Google se debe a que la tendencia o costumbre que tenemos de comunicarnos con nuestros dispositivos móviles y es que ellos mismos entienden que los usuarios que utilizan la búsqueda por voz, necesitan una respuesta rápida que el buscador debe ofrecer. De esta manera, las palabras clave dejan de tener sentido y no son la mejor opción para llegar a nuestro público.

Pero ¡Cuidado! Esto no significa que la búsqueda por palabras clave haya desaparecido del mapa. Simplemente, dichas palabras se deberán utilizar dentro de la conversación.

 

2. HTTPs.

¿Qué significa HTTPs? Estas siglas hacen referencia a un protocolo de transferencia de hipertexto destinado a la transferencia segura de datos. En otras palabras, es la versión segura y cifrada de HTTP.

En Agosto de 2014, Google cambia de nuevo el algoritmo y empieza a darle preferencia a los sitios Web con protocolo seguro. Y la pregunta es: ¿lo aplica realmente? A día de hoy, existen multitud de sites que se resisten al cambio y aun tienen sus Webs con protocolo HTTP.

¿A qué se debe esta reticencia? Es muy sencillo. Migrar a HTTPS tiene ciertos riesgos y, al parecer, hasta que no exista la certeza clara por parte de Google, muchos prefieren esperar.

En 2018, Google ha ido haciendo pequeños movimientos que nos llevan a pensar en que este es el momento de implantar SSL. Uno de dichos movimientos ha sido incorporar en 2017 la etiqueta de “No seguros” en algunos sitios Web que todavía tienen la versión HTTP.

En tu caso, quizá te preguntes qué sentido tiene cifrar un blog o una Web corporativa y pensarás que es más adecuado para el caso de un eCommerce pero realmente Google no hará distinciones en ese aspecto.

Si finalmente te decides a realizar el cambio, es muy probable que el rendimiento de tu Web caiga drásticamente si no dispones de un buen proveedor.

Tampoco olvides contar con experiencia profesional ya que deberás tener en cuenta el mapeo 301 de todas tus URLs, los cambios de enlaces externos (si realmente puedes) e internos, la adaptación del sitemap, etc.

 

3. Mobile First.

En la mayoría de lenguajes de programación ya toman este aspecto como esencial para el desarrollo de cualquier aplicación o página Web. Google no iba a ser menos y Gary Illyes ya ha confirmado que toda compañía debe tener en cuenta que su Web esté preparada para una indexación Mobile First. Por suerte, la mayoría de páginas disponen de un diseño responsive y, por lo tanto, no tienen que preocuparse por esto. Y tu Web, ¿ha sido diseñada para visualizarse correctamente en dispositivos móviles?

Estas son las principales recomendaciones que nos ofrece Google al respecto:

  • Comprobar que la página Web muestra el mismo contenido en todos los dispositivos, sean estos móviles o no.
  • Texto, imágenes y vídeos deben ser fáciles de rastrear.
  • Metadatos y etiquetas deben encontrarse en ambas versiones.
  • Aquellas Webs que usen URL’s distintas entre la versión móvil y la de escritorio, deberán mantener su link rel=canonical y el link rel=alternate iguales.
  • Asegurarse de que el servidor dónde se encuentra alojada la página Web permite el rastreo de Googlebot para móvil.

Conforme a todo esto, Google evalúa si una página web cumple los requisitos anteriores (y algunos más) y, si es así, dicha Web será adecuada para formar parte de su índice Mobile First.

Por lo que parece, Google sigue trabajando en esto y nos ofrece algo más de tiempo para adecuar nuestras Webs a sus prioridades. Por lo tanto, parece que aun no hay fecha prevista para el despliegue de forma definitiva de estos requisitos de indexación pero son una realidad que se acerca y cada día más.

 

4. Enlaces externos de calidad.

Si quieres posicionar una página Web o un Blog en las primera posiciones del buscador de Google, es imprescindible aumentar la autoridad de tu dominio. ¿Cómo puedes hacer esto? Necesitas conseguir enlaces de otras Webs con una autoridad de dominio mayor, que tengan una temática relacionada con la tuya y que sean de calidad.

Este es un factor muy importante para destacar de tu competencia pero no a cualquier costa.

Existen dos tipos de enlaces externos o backlinks. Estos pueden ser:

  • Dofollow. Son enlaces que transmiten autoridad a la página y facilitan a Google la identificación de la temática de nuestra Web.
  • Nofollow. No transmiten autoridad pero si que pueden generar tráfico Web y esto es muy positivo para el posicionamiento natural.

¿Me interesa realmente tener enlaces nofollow? Sí, indudablemente. Debe existir un equilibrio entre estos dos tipos de enlaces ya que de lo contrario Google puede pensar que has conseguido tus enlaces de manera irregular.

Si optamos por trabajar de manera irregular, existen técnicas de Grey o Black SEO enfocadas a comprar estos enlaces pero has de saber que Google penaliza esta práctica a día de hoy dejando de indexar tu página directamente sin previo aviso.

 

5. Contenido de valor no duplicado y experiencia de usuario.

En febrero de 2011 aparece Google Panda, una actualización que se centra en la calidad del contenido que incorpora una página Web.

Esta modificación del algoritmo de Google penaliza el contenido duplicado o copiado, de baja calidad, mal redactado o que no aporte nada realmente. En definitiva, Google busca proporcionar contenido útil a sus usuarios.

Si crees que has podido ser penalizado, hay herramientas que evalúan si la pérdida de tráfico se debe a problemas de contenido copiado, duplicado o de baja calidad.

Al fin y al cabo, la mejor manera de conseguir tráfico orgánico es ofrecer una excelente experiencia de usuario y ello comienza ofreciendo respuestas útiles a los términos que los usuarios incluyen en el buscador

 

¿Cómo ofrezco una buena experiencia de usuario? A grandes rasgos, debes aumentar el tiempo que tus posibles clientes pasan en tu página Web, disminuir la tasa de rebote y conseguir un buen CTR.

 

6. Velocidad de carga.

En enero de este mismo año, Google anunció que comenzaría a clasificar los sites según la velocidad de carga.

Este factor se ha vuelto clave para mejorar la experiencia de usuario y sólo afectará a aquellas páginas que ofrezcan una experiencia pobre, de modo que las páginas Web que ya cumplan con la medida no deberán preocuparse. Además, debemos tener en cuenta que Google aplicará los mismos criterios a todas las páginas independientemente de la tecnología que se haya usado en su desarrollo (WordPress, Prestashop, PHP…).

Pero no todo son malas noticias ya que aquellas páginas Web cuya velocidad de carga sea lenta pero disponga de un contenido excelente e importante, mantendrá posiciones elevadas en el ranking.

Puedes comprobar la velocidad de carga de tu Web aquí.

 

7. Evita el error 404.

¿Qué significa el error 404 en una página Web? Te habrás cruzado con él en más de una ocasión y aparece cuando una página no ha sido encontrada, es decir, cuando la Web tiene un enlace roto (aunque también podría deberse a un fallo de la página que enlaza a esta).

Este tipo de error afecta de manera muy negativa a la hora de posicionar un sitio Web ya que obliga a Google a indexar dicho enlace como erróneo y ello genera una mala experiencia para los usuarios. Puesto que Google intenta evitar esto a toda costa, cuando el bot rastrea una Web que contiene un enlace roto, deja de rastrear directamente y empeora el posicionamiento de dicha página.

¿Cómo puedo solucionarlo? Debes seguir estos pasos:

  • Localiza tus enlaces rotos con herramientas como Google Search Console o Screaming Frog.
  • Crea redirecciones 301. Estas son nuevas URLs que sustituyen a las rotas.
  • Cambia los enlaces que llevan a estos enlaces rotos.
  • Crea un diseño personalizado para tu página de error 404 u ofrece una solución complementaria al usuario que llega hasta esa Web.

 

Continuamente, Google incorpora o tiene en cuenta aspectos determinantes para posicionar una página Web y estos son los que debes tener muy en cuenta a estas alturas de 2018. ¿Cumples con la mayoría de estos requisitos? No esperes más y diferénciate de tu competencia. Posiciona tú Web en los primeros puestos de Google.